Respuestas sobre Como Prevenir El Embarazo En La Adolescencia

como prevenir el embarazo en la adolescencia

Si a esto le añadimos el hecho de que muchos jóvenes no usan adecuadamente los métodos anticonceptivos, los desenlaces son aún más preocupantes. Por lo previo, el Gobierno de México ha reconocido que el embarazo en adolescentes es inconveniente poblacional que amplía las brechas sociales y de género; hablamos de un tema que pone entredicho sus derechos humanos, su independencia y su avance como personas. Por esto, se diseñó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescente , la cual fue lanzada en el primer mes del año de 2015 por la Presidencia de la República. La página es una interfaz on-line desarrollada a partir de diversos estudios sobre las barreras y limitaciones que las y los adolescentes experimentan para impedir de manera eficaz el embarazo adolescente, particularmente esos óbices vinculados al conocimiento y autoeficacia para el ingreso y utilización de anticonceptivos.

Lea mas sobre software alquiler maquinaria aqui.

Reporta Salud 69 Nuevos Contagios De Covid

Con esta plataforma se busca reducir la incidencia de embarazo a temprana edad y impedir las graves consecuencias para la salud, bienestar y ocasiones de desarrollo humano de las y los jóvenes en México. Es el ambiente de estas jóvenes es común encontrar mamás, hermanas y primas que tuvieron hijos antes de los 19 años de edad.

Como observaremos más adelante, todavía queda bastante por hacer respecto a temas relacionados con la educación sexual de los adolescentes. En la segunda parte del archivo, se propone la utilización de un modelo estadístico de regresión logística para poder ver la relación de determinadas cambiantes colega-demográficas con el embarazo adolescente en nuestro país.

como prevenir el embarazo en la adolescencia

Lea mas sobre mejormaquinaria.com aqui.

¿Cómo determina la OMS el embarazo en adolescentes?

Dimensión cultural. La OMS define a los adolescentes como las personas de 10 a 19 años y puntualiza que el embarazo en la adolescencia es aquel que ocurre dentro de los dos años de edad ginecológica; otros términos aceptados son: embarazo precoz, prematuro, temprano, no planeado o no deseado.

Resulta preocupante, que existe un mayor desconocimiento del condón entre aquellas mujeres que tuvieron una relación sexual. Esta situación, sin duda, puede conducir a esenciales problemas médicos, tomando en cuenta el desarrollo reciente de las infecciones de transmisión sexual. Esto está probablemente muy ligado al hecho de que muchas mujeres jóvenes que comienzan su vida sexual en una edad temprana provienen de contextos socioeconómicos bajos. Sin duda, si bien se han incrementado en los últimos tiempos de forma esencial la información sobre distintas métodos de regulación natal dirigida a los jóvenes de nuestro país, el conocimiento y empleo de métodos anticonceptivos en los adolescentes todavía se ve obstaculizado por distintos factores sociales y culturales. Los adolescentes generalmente conocen en mayor medida las pastillas, las inyecciones y el condón masculino que otros métodos de regulación natal. Sin embargo, únicamente la tercera una parte de las mujeres de 15 a 19 años de edad manifestó un claro conocimiento del condón y cerca del 20% no había escuchado nunca charlar de un preservativo (véase gráfica 6).

De estos, 15% de los hombres y 33% de las mujeres no usaron ningún procedimiento anticonceptivo en su primera relación sexual. Es conque según con estos datos, precisamente ocurren al año 340 mil nacimientos en mujeres inferiores de 19 años. Los hombres de 15 a 19 años de edad asimismo muestran una sexualidad temprana, y con edades aún menores que las mujeres jovenes. Lo que llama la atención es que en el caso masculino, la relación que se aprecia en las mujeres se invierte, ya que la más grande escolaridad se relaciona con una edad menor en la primera relación íntima.

En México, el tema del embarazo joven se ha vuelto entre los temas fundamentales de las políticas de población; desde distintas perspectivas se charla sobre el volumen de población adolescente, sobre su ritmo de crecimiento y de reproducción, tal como del riesgo biopsicosocial que supone la maternidad adolescente. Sin duda todo lo mencionado es cierto, no obstante, varias investigaciones y políticas dirigidas a progresar la salud reproductiva de los adolescentes, se olvidan de que la maternidad temprana en este país, responde a un contexto económico, popular y cultural. Mediante la utilización de ciertas encuestas demográficas con representatividad nacional, en este trabajo se profundiza en esta asociación. De la misma forma, se prueba que un nivel bajo de escolaridad femenino se asocia con un menor conocimiento y uso de métodos anticonceptivos, una menor planeación de la primera relación íntima y una edad más temprana en la iniciación sexual, lo que hace que las jovenes de estos grupos sociales sean más vulnerables al embarazo y a las anomalías de la salud de transmisión sexual.

Es más adecuado recibir asistencia técnica tanto para la hija o hijo, o para prepararse como mamás y padres y empujarlos a localizar buenas soluciones a la elección profesional. Específicamente, es primordial incentivarlos/las a que prosigan con sus estudios de nivel medio superior y superior, sin hacer distinciones por sexo, o sea, sin que solo se impulse a los hombres y no a las mujeres. Facilitar que conozcan lo más extensamente posible las ofertas educativas que ya están, acordes a sus posibilidades y pretensiones y también intereses individuales. Según las y los expertos, la orientación vocacional “es el proceso de ayuda en la elección de una profesión; la preparación para ella, el ingreso al ejercicio de exactamente la misma y la evolución y progreso posterior.

Lea mas sobre desarrollosdesoftware aqui.

como prevenir el embarazo en la adolescencia