Que esta realmente sucediendo con Embarazo No Deseado Aborto

embarazo no deseado aborto

No estaba lista para ser madre y menos de un niño que no era producto del amor. Había estado saliendo con mi novio desde marzo, pero no tuvimos relaciones íntimas sino hasta el mes de mayo. Después de que una mujer aborta, aun en etapas tan tempranas como la décima semana de embarazo, puede presenciar escurrimiento de calostro, una manera temprana de lactancia.

Lea mas sobre mantenimiento online aqui.

Comentarios En Aborto Y La Taxonomía De Los Embarazos No Amigables

Como las cerezas, los embarazos jovenes arrastrarán con ellos el abandono escolar en una espiral indeseable donde no está el cabo del que tirar para desenredar la madeja. En la Organización Católicas por el Derecho a Decidir , que desarrollan un trabajo para prevenir estos asuntos, son siendo conscientes de que “con el confinamiento muchas chicas hallarán complicaciones pues la crueldad está a la orden del día”, afirma Minerva Santamaría, integrante en el Estado de México de esta organización. “Conocemos la preocupación del Gobierno mexicano y los esfuerzos que hacen para eliminar esto”, añade. Saben también la contrariedad de estas muchachas para tomar decisiones sobre su embarazo, que, a veces, les aboca a abortos tardíos o a partos no deseados.

embarazo no deseado aborto

Lea mas sobre geografiamoderna.com aqui.

embarazo no deseado aborto

Pese a que en sus comunidades de origen existe una carencia relativa de oportunidades, entre las entrevistadas no había analfabetas e incluso cuatro de ellas habían cursado estudios de preparatoria o más. Las de mayor escolaridad habían vivido cerca de las header municipales y tal circunstancia les facilitó continuar sus estudios.

embarazo no deseado aborto

Yo no pienso que se logre ejercer una maternidad libre en este contexto, en su sitio, prefiero traer a la discusión el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Las feministas de los años 70s trajeron la discusión sobre la construcción del deseo de ser mamás y de qué manera este venía del exterior y se introducía en la mujer y nos hacía creer que era algo natural. Debemos mudar por maternidades equitativas, maternidades y paternidades equitativas, por una visibilización del trabajo de crianza y de cuidados. Viviríamos en un planeta más justo si las mujeres pudiéramos ejercer esa maternidad. Creemos que somos soberanas de nuestro cuerpo y que ningún sistema debe tener la aptitud de decidir por nosotras. Creemos que el ejercicio de la maternidad ha de ser voluntario, ha de ser libre, debe ser espléndido, amoroso partiendo de esa libre decisión.

Lea mas sobre erptransportes aqui.

Con lo que al elegir poner fin a tu embarazo no esperado lo destacado es acudir a un experto y jamás a clínicas secretas que pongan en peligro tu salud e inclusive tu vida. Cuando una mujer queda embarazada es esencial que piense de manera libre qué es lo mejor para , si continuar con su embarazo o abortar.

Se trasladó al hospital de San Cristóbal de las Casas para atender su parto, y una vez nacido su hijo vivió de forma precaria en un pequeño cuarto junto con su madre y su hermana menor. Para sobrevivir lavaba la ropa de los alumnos que ocupaban cuartos en la misma vecindad, adonde conoció a su pareja de hoy. Con la relación siempre y en todo momento fue beligerante, sin posibilidad alguna de negociación anticonceptiva, pese a que posteriormente sus relaciones sexuales se volvieron esporádicas. Más adelante conoció a otro varón, la pareja paralela, un hombre ya unido y con familia, quien a sabiendas de que tenía una relación permanente procuraba no embarazarla usando el condón, el ritmo o el coito interrumpido.

Antonia se había embarazado múltiples ocasiones y había decidido abortar pues por el momento no quería ser madre y el no hacerlo implicaría evidenciar su relación paralela, padecer más violencia, romper dicha relación y verse dejada. Su justificado temor a la crueldad y su dependencia afectiva le impedían negarse a agradar los deseos sexuales de sus parejas y tomar en sus manos la resolución anticonceptiva, que quedaba en las de . Rebeca de 34 años, tuvo una primera pareja a los 15 en su red social; acostumbraba a maltratarla su suegra porque no tenía hijos. Pensando que no era fértil se embarazó de un hombre con quien vivió en bigamia y que no se responsabilizó de su paternidad. Diez años después ella y su madre se vieron en la necesidad de abonar a un enfermero cercano a su red social a fin de que les ayudara a llevar al padre enfermo a San Cristóbal de las Viviendas. Como ellas no hablaban español ni sabían llevar a cabo gestiones, Rebeca debía viajar a la ciudad con determinada continuidad en compañía de . El enfermero, quien ya estaba unido, aprovechó sus saberes y la dependencia de y su madre para hostigarla sexualmente y presionarla para tener relaciones íntimas.

embarazo no deseado aborto