Lo más bajo en Embarazo Adolescente Unam aclarado

embarazo adolescente unam

En la Etapa I de diagnóstico, se aplicó un cuestionario a los estudiantes del primer año de la carrera con el objetivo de identificar ciertos factores y formas de proceder de peligro para embarazo precoz en los estudiantes. El especialista señaló que según un informe del INEGI de 2016, del 87 por ciento de las pequeñas embarazadas de 15 años que acuden a la escuela, sólo el 17 por ciento continúa con sus estudios, en tanto que el resto debe trabajar para contemplar las pretensiones de su hijo. Las pastillas anticonceptivas son el trámite más conocido entre los adolescentes, pero 72.6 por ciento de ellos no sabe de qué forma emplearlas. “El más utilizado en la primera relación íntima es el condón masculino, mientras que disminuyeron las usuarias de métodos hormonales (de 16.0 a 8.3 por ciento) y de otros (de 7.9 a 7.51 por ciento)”. Algunas consecuencias son la deserción escolar, falta de un proyecto de vida, crueldad, desigualdad, consumo de alcohol y drogas y bajo acceso a servicios de salud. En tanto, entre las jóvenes de 14 a 16 años, con cierta frecuencia se presenta una dramatización de la vivencia corporal y sensible, se ve al feto como afirmación de independencia de los padres, existe ambivalencia entre la culpa y el orgullo, y el padre del bebé es considerado importante como una esperanza para el futuro.

Además de esto, las jóvenes no están preparadas emocionalmente para hacer en frente de la maternidad y pueden ser víctimas de crueldad psicológica o física por parte de la pareja o la familia, apuntó en un comunicado de la Facultad Nacional Autónoma de México . Por otra parte, los jóvenes son quienes menos usan los servicios de salud, conque se necesita buscar mecanismos que favorezcan la modificación de sus formas de proceder. En ese sentido, Mario Tapia aseguró que los jóvenes no están preparadas emocionalmente para hacer en frente de la maternidad y tienen la posibilidad de ser víctimas de violencia psicológica o física por la parte de la pareja o la familia.

Mujeres Son El Grupo Que Más Consume Cannabis Medicinal

Rechazo, depresión, soledad, vergüenza, abandono, incluso crueldad obstétrica, son solo varios de los puntos que puede presenciar una joven que está atravesando por esta condición. Esta página puede ser reproducida con objetivos no rentables, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica, de otra manera, requiere permiso previo por escrito de la institución. Omar Torreblanca Navarro es doctor en psicología y también imparte clases en la Facultad de Psicología de la UNAM; en la actualidad coopera en la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la misma facultad. Una madre adolescente tiene que asumir permisos adultos para los que no está psicológicamente lista ni tiene la madurez bastante.

Lea mas sobre software mantenimiento aqui.

Claudia Pavlovich Reconoce A Trabajadoras De La Salud

embarazo adolescente unam

En su oportunidad, el Director de la Facultad de Medicina de la UNAM, destacó que la puesta en marcha de este programa y la realización de un diagnóstico sobre el estado de conocimiento de los jóvenes sobre la promoción de la salud y la prevención, ayudará a crear tácticas e intervenciones específicas. “Es un fenómeno que ha cobrado importancia en los últimos años debido a que México ocupa el primer sitio en el tema, entre los países de la Organización para la Cooperación y el Avance Económico , con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil jovenes de 15 a 19 años”, apuntó. Para la universitaria, las aulas representan un espacio que ofrece sentido y orientación a la vida. “La escuela es un factor protector, por esto, la recomendación de políticas públicas es no dejar fuera a pequeños, jovenes y jóvenes”, afirma Pérez Baleón. Los desenlaces de esta encuesta revelan que los aspectos culturales y socioeconómicos de las familias están estrechamente relacionados con el embarazo en las adolescentes.

Stern añade que además de estos factores sociales hay que contemplar las condiciones de pobreza en que vive un sector muy amplio de las jovenes embarazadas, condiciones que agudizan aún más su puerta de inseguridad. En el planeta las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las jóvenes de 15 a 19 años. En tanto, el director de la Escuela Secundaria Macedonio Alcalá Prieto, Javier López Mendoza, reconoció el apoyo que la UABJO y UNAM proponen a la comunidad de San Pedro Ixtlahuaca y convocó a la planta enseñante y familiares de alumnos a abonar en la prevención. En tanto, en la cuestión popular, está la orientación explícita de los medios de comunicación sobre formas de proceder sexuales precoces, con pobre información sobre la salud reproductiva. En las cambiantes individuales, continuó, están la exposición a la actividad sexual desde edades tempranas, la percepción de invulnerabilidad, bajas pretensiones educativas o de vida, formas de proceder impulsivas, carencia de compromisos y empleo de drogas, en ciertos casos. Para contestar al desafío del embarazo a temprana edad, el gobierno diseñó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, que mediante acciones interinstitucionales encara tanto las condiciones que lo motivan, sus determinantes económicos, sociales y culturales, como sus causas subyacentes.

Lea mas sobre cuantoviven.org aqui.

Las pastillas anticonceptivas son el trámite más popular entre los jovenes, pero 72.6 por ciento de no sabe cómo utilizarlas, indicó la especialista. «El más usado en la primera relación íntima es el condón masculino, mientras que disminuyeron las usuarias de métodos hormonales (de 16.0 a 8.3 por ciento) y de otros (de 7.9 a 7.51 por ciento)», abundó. Algunas secuelas, continuó, son la deserción escolar, falta de un emprendimiento de vida, crueldad, desigualdad, consumo de alcohol y drogas y bajo acceso a servicios de salud. En tanto, entre las jóvenes de 14 a 16 años, se presenta una dramatización de la experiencia corporal y sensible, se ve al feto como afirmación de independencia de los padres, existe ambivalencia entre la culpa y el orgullo, y el padre del bebé es considerado importante como una esperanza para el futuro. En México, una de cada diez jovenes ha tenido un hijo, advirtió la organizadora del Programa de Prevención de Embarazo en Adolescentes de la Facultad de Medicina de la UNAM, Mónica Beatriz Aburto Arciniega. Abundó que los jóvenes son quienes menos usan los servicios de salud, conque se requiere llevar a cabo “clínica extramuros” o comunitaria, y buscar mecanismos que favorezcan la modificación de sus conductas.

Agregó que esto sucede porque al nacer el bebé es acogido con más cuidado y ternura por la familia. Sin embargo, en la medida que medra el bebé, la joven probablemente ya dejó la escuela, perdió a su conjunto de pares, la familia ya no la apoya tanto y se da cuenta que debe hacerse totalmente cargo de su hijo. La consecuencia sensible que experimentan las jóvenes embarazadas es sentir vergüenza, culpa, tienen baja autoestima y la sensación de indefensión. “Las pequeñas a esta edad no tienen una nutrición adecuada y eso nos condiciona a que no haya un avance adecuado del bebé, haya bajo peso al nacer, además de tener complicaciones respiratorias”. Según información recopilada por la Secretaría de Salud, es recurrente que la familia de la adolescente o en ocasiones la del padre de la criatura apoye a la pareja en la crianza. La pareja vive en la casa de alguno de los padres y esto significa dependencia y acatamiento a reglas asignadas. Además se favorece la confusión de permisos familiares, ya que los abuelos asumen la función de padres, mientras que la madre joven desempeña el papel de hermana más grande de su hijo.

Lea mas sobre guia-transportes aqui.

embarazo adolescente unam