¿Estás embarazada? Estos son los síntomas iniciales:

¿Estás embarazada? Estos son los síntomas iniciales:

¿Has comenzado a notar que en tu cuerpo se han venido produciendo ciertos cambios a los cuales no logras dar explicación? Si este es el caso, es probable que todo se deba a que probablemente te encuentres embarazada.

Independientemente si el embarazo te ha tomado por sorpresa o no, es importante conocer cuáles son los síntomas más comunes que se presentan es estos casos. Si bien es cierto que cada embarazo es particular en cada mujer, también lo es el hecho de que existen ciertas características comunes que pueden fácilmente identificarse.

Por esta razón, hemos seleccionado una pequeña muestra de los síntomas más que comunes que suelen presentarse al comienzo de un embarazo; que puedes fácilmente identificar y tener una idea de cuál sería tu condición.

1.- La menstruación no se hace presente:

Este es, si se quiere, el síntoma por excelencia que indica la existencia de un posible embarazo.

En particular, si eres una persona que tienes un ciclo menstrual bastante regular, la ausencia de menstruación podría indicar que un bebé se encuentra en camino.

Motivado a que existen otras causas que pudiesen incidir en el retraso o la desaparición del sangrado menstrual, lo más conveniente es asesorarse con un ginecólogo; quien determinará con más propiedad si efectivamente se ha producido un embarazo.

2.- Aumento de la sensibilidad en los pechos:

Cuando se produce un embarazo, el cuerpo femenino comienza a adaptarse a esa nueva condición.

Uno de esos cambios más significativos se da en los senos, estos comienzan a tornarse hipersensibles motivado al cambio hormonal y a aumentar progresivamente de tamaño. Posteriormente, vas a apreciar que las venas se agrandan y se tornan ligeramente azuladas.

3.- Presencia de pequeñas manchas de sangre en la ropa interior:

Si un embarazo se está comenzando a gestar, es común notar la presencia de un ligero manchado de sangre en tu ropa interior.

El origen de este sangrado leve te está indicando que el ovulo fecundado ya salió de las Trompas de Falopio y se ha insertado en el útero, para transformarse paulatinamente en un bebé.

4.- Leve dolor en el bajo vientre:

Al igual que sucede con los senos, el útero también comienza a sufrir adaptaciones cuando se produce un embarazo.

Este comienza a sufrir unas pequeñas contracciones en ese proceso de cambio, que son percibidas por la mujer como cólicos de baja intensidad y poco tiempo de duración; acompañados de una sensación de hinchazón en el bajo vientre.

5.- Nauseas y vómitos, otro síntoma muy común:

Este es el síntoma por excelencia que indica a una mujer que se encuentra embarazada.

Un alto porcentaje de féminas manifestaron que sintieron estar gestando, al comenzar a presentar nauseas y deseos de vomitar a primeras horas de las mañanas; de manera sumamente inhabitual.

Estos síntomas son normales y se producen como efecto secundario, de la acción de las hormonas en el organismo.

6.- Alteración del tránsito intestinal:

Comúnmente llamado constipación o estreñimiento, es otro de los síntomas que se hacen presentes cuando se produce un embarazo.

Este síntoma se deriva del reacomodo de los órganos internos del cuerpo femenino, el cual se prepara para el futuro agrandamiento del útero. Al verse afectado el intestino grueso por este reacomodo, se constipa dificultando la defecación.

7.- Sensación de fatiga o cansancio extremo:

Al aumentar los niveles de progesterona en el torrente sanguíneo, la mujer embarazada comienza a sentir somnolencia y cansancio generalizado; sin haber efectuado algún tipo de actividad física que lo justifique. Este hecho es motivado al efecto que produce en el sistema nervioso la mencionada hormona.

8.- Aumento significativo de la necesidad de ir a orinar:

Este síntoma es común en casi el 100 por ciento de las embarazadas. Sobre todo en horas de la madrugada, se siente la necesidad urgente de orinar en diversas oportunidades y durante todo el embarazo.

Este deseo se origina por la presión que ejerce los órganos internos agrandados de las embarazadas, que comprimen la vejiga y ocasiona el deseo de orinar.

Existen otros síntomas relacionados al embarazo, que quizás no son tan comunes y por ello suelen pasar desapercibidos.

Por esta razón, una visita temprana al ginecólogo puede ayudarte a despejar todas las dudas que tengas al respecto.