5 Simples Hechos acerca de Embarazo En Adolescentes A Nivel Mundial

embarazo en adolescentes a nivel mundial

FRANCO, María del Carmen, 2003, Estudios territoriales sobre salud reproductiva, Informe, La Habana. Schkolnik, 1992, «La transición de la fecundidad en América Latina», en Notas de Población, año XX, núm.

Los altos niveles de abortos vistos tienen la posibilidad de llevar a cabo meditar que la regulación de la fecundidad se logra en el país básicamente por medio de las interrupciones de embarazos, lo que no se corresponde con los desenlaces de los estudios que abordan estos aspectos donde se confirma la relevancia del empleo de anticonceptivos modernos, señalándose éste como el esencial más esencial de la fecundidad en Cuba en las últimas décadas . Si se atiende a la anterior cuenta, puede ser deficiente el análisis de los altos niveles de embarazo no planeado entre las jovenes, en el contexto de los matrimonios o de las uniones conyugales equilibrados, como comúnmente se toma presente. Las evidencias encontradas sugieren que una sección esencial de los referidos embarazos se producen fuera de uniones equilibrados, es decir, en relaciones sexuales prematrimoniales, las que deben ser consideradas por tanto en las investigaciones que sobre esta temática se realicen. Residir en localidades rurales es un factor que semeja estar relacionado con una más grande proporción de embarazos, lo que puede estar asociado con el más temprano comienzo de las uniones conyugales en estas zonas. De manera similar se manifiesta una relación inversa entre el nivel de urbanización en que la mujer se socializó y las opciones de tener un embarazo temprano, por lo que se reporta una distingue de poco menos de 10 por ciento de sobra embarazos jovenes para las socializadas en las ubicaciones no urbanizadas del país con relación a la localidad de La Habana. El trabajo tiene como propósito enseñar la problemática del embarazo joven en lo que se refiere a sus escenarios, tendencias, diferenciales, implicaciones y condicionantes, todo ello fundamentado empíricamente y también interrelacionado con la situación sociodemográfica de la isla.

México Ocupa El Primer Lugar En América Latina Y El Segundo En El Planeta En Tasa De Embarazos De Pequeñas Y Jovenes

Entre los puntos que han llamado la atención en el comportamiento de las relaciones entre diferentes cambiantes demográficas y el desarrollo popular de Cuba predomina la edad al primer matrimonio o unión de las mujeres. Este indicio exhibe un descenso esencial de en torno a 2.5 años para todas las mujeres entre 1953 y 1970 (Hollerbach y Díaz, 1983), lo que puede representar un reflejo del incremento y rejuvenecimiento de la fecundidad que se observó en el país.

embarazo en adolescentes a nivel mundial

Lea mas sobre software mantenimiento aqui.

embarazo en adolescentes a nivel mundial

Imprime la página completa La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta compromiso de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas. El archivo de la ENAPEA parte de un diagnóstico del fenómeno, una revisión normativa nacional, internacional y programática. La ENAPEA tiene una meta general y 5 objetivos específicos, 19 líneas de acción y 90 acciones. SOCIEDAD CUBANA DE ESTUDIO CIENTÍFICO DE LA FAMILIA, 1996, Apuntes para el estudio de la fecundidad en Cuba, La Habana. A. Torres Cueto, 1997, «Para una conducta sexual responsable», en Gaceta Educación, núm. ÁLVAREZ, L., 1993, El aborto y los cambios de la fecundidad en Cuba, Charla sobre la Transición Demográfica en América Latina y El Caribe, México.

embarazo en adolescentes a nivel mundial

Lea mas sobre estilodevidavegano.com aqui.

Esta situación propicia que las mujeres mexicanas sean parte del 35% de personas que no estudian o trabajan, la segunda tasa más alta de la OCDE, únicamente superada por Turquía. Las evidencias empíricas disponibles proponen que los bajos niveles alcanzados en la fecundidad de las jovenes del país no implicaron una disminución significativa de la incidencia de los embarazos que han perjudicado a éstas. En la década de 1980 la tasa específica de fecundidad de las mujeres de 15 a 19 años mantuvo valores de 80 a 90 nacimientos por cada mil mujeres, cayendo en la próxima década a valores próximos a 60 por mil. Por el contrario, las tasas de embarazos se mantuvieron en valores que duplicaban y hasta triplicaban las tasas antes referidas, manteniéndose en valores elevados durante casi todo el periodo considerado, con solo una interrupción de relevancia del año 1982 al 1984 .

En circunstancias agobiadas se recurre a abortos de peligro, que asimismo ponen en peligro la vida de la gestante. “Es cierto que en México hay un programa para la prevención de estos embarazos, pero no hay acciones prioritarias. Todo lo mencionado nos irá a retrasar en el propósito de frenar este problema”, advierte Verónica Esparza, investigadora del Conjunto de Información en Reproducción Elegida . “Se necesita una educación sexual integral, laica y científica para que las más jóvenes entiendan las implicaciones de un embarazo temprano”, añade. El 98% de las jovenes conocen métodos anticonceptivos, pero solo un 21% dice haberlos utilizado y un 13,45% desconoce de qué forma se emplean. Aseguró que se ha documentado que la maternidad a edades tempranas representa un más grande riesgo en la salud de las jóvenes mujeres y en la de sus hijos por las dificultades que regularmente acostumbran a presentarse durante el embarazo y parto, al grado de ser considerada la segunda causa de muerte entre las mujeres jovenes de 15 a 19 años en todo el mundo.

Lea mas sobre softwarelogisticaydistribucion aqui.

La baja prevalencia de métodos anticonceptivos entre jovenes, aunado al incremento de la proporción de población de 12 a 19 años en todo el país que ha iniciado su vida sexual, pasó de 15 por ciento en 2006 a 23 por ciento en 2012, según cantidades de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición . Si bien en los últimos 30 años en América Latina y el Caribe la fecundidad total –esto es, el número de hijos por mujer- ha disminuido, las tasas de fecundidad en las jovenes se han reducido ligeramente, apunta el informe. Además de esto, es la única zona del mundo con una inclinación ascendiente de embarazos en adolescentes inferiores de 15 años, según reporta UNFPA. Se calcula que todos los años, en la región, un 15% de todos y cada uno de los embarazos ocurre en adolescentes menores de 20 años y 2 millones de pequeños nacen de mamás con edades entre los 15 y los 19 años. México es el país con las tasas más altas de embarazos adolescentes, cerca de 73 de cada 1.000 partos corresponden a mamás de 15 a 19 años. El Gobierno enfrenta este inconveniente desde 2015 con un programa nacional que se está viendo en graves apuros por culpa del confinamiento decretado contra la covid-19. Las últimas estimaciones del Ejecutivo indican que entre 2020 y 2021 el número total de embarazos adolescentes sumarán los 191.948, cerca de 22.000 más de los esperados, lo que piensa un aumento del 12% en relación a 2019.

embarazo en adolescentes a nivel mundial